Entrega gratis en 24/48h*
Carrito 0

ABRIGO Y SILLA DE SEGURIDAD, UNA MALA COMBINACIÓN

On:

Se ha demostrado que es importante retirar el abrigo a los niños a la hora de viajar en la silla de seguridad del coche.

Recientemente, la cadena de TV americana NBC advertía del riesgo de que los niños viajen en la silla infantil con el abrigo puesto. El conocido periodista Jeff Rossen coloca un niño que viste anorak en una silla con arneses. Aprieta los arneses, y todo parece correcto. A continuación baja al niño del coche, le quita el anorak y le vuelve a sentar en la silla. Para sorpresa de todos, la distancia entre el arnés y el hombro del niño es de unos 10 cm, lo que en la práctica equivale a llevar el arnés sin abrochar. En caso de accidente, los tirantes se van a abrir, los hombros del van a quedar sin sujeción y el niño va a salir despedido fuera de la silla.

Ya en el 2015, el ADAC alemán advertía del mismo riesgo. El ADAC utilizaba una silla de grupo 2-3, las que sujetan al niño con el cinturón de seguridad del coche. En este caso, lo que sucede es que el anorak dificulta la instalación de forma que la banda ventral va a parar encima de la barriga del niño en lugar de ir a parar encima de la pelvis. En caso de accidente, se van a producir lesiones abdominales ya que el cinturón se va a clavar en los órganos internos del niño como pueden ser el bazo, los riñones o el hígado.

Así pues, sujetar a un niño en la silla de seguridad con el abrigo puesto, ya sea con arnés o con el cinturón de seguridad del vehículo, no es la mejor idea. 

El consejo, si hace mucho frío, es arrancar el coche y poner la calefacción durante unos minutos hasta que la temperatura interior del coche sea soportable. En este momento, quitaremos el abrigo al niño y le colocaremos el arnés o el cinturón.

En el caso del arnés, hay que tensarlo siguiendo las instrucciones del fabricante. Habitualmente la medida es tensarlo hasta que pase una mano de lado entre el arnés y el pecho del niño. Si la silla va en sentido contrario a la marcha, el arnés debe quedar a la misma altura o un poco por debajo del hombro del niño, mientras que si va a favor de la marcha debe quedar a la misma altura. En cualquier caso, hay que ceñirse a las instrucciones del fabricante de la silla.

En el caso del cinturón de seguridad, la banda ventral debe sujetar al niño por la cadera y no por encima de la barriga, mientras que la banda diagonal debe sujetar el hombro del niño. Si la silla cuenta con un tercer punto de anclaje en la entrepierna la instalación se simplifica, ya que el tercer punto “empuja” al cinturón ventral hacia abajo y lo sitúa en el punto óptimo. 

Comentarios

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
Volver arriba

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar O Restablecer la contraseña
Mi carrito
Mi carrito